Procurador en Sevilla
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Representación legal por medio de un Procurador

Para que cualquier persona pueda intervenir en un procedimiento judicial no sólo tienen que estar en el pleno ejercicio de sus derechos civiles, sino que necesita también de la postulación. La postulación significa que, como regla general, para intervenir válidamente en un procedimiento hace falta estar representado por un procurador. Este sistema responde tanto al interés público como al particular del litigante. Todo el Derecho (sustantivo y procesal) es técnico y quien no lo conoce no sabe cómo defenderse, cómo plantear su reclamación, cómo contestar al contrario... Al mismo tiempo es necesario que la actuación ante los órganos judiciales se canalice a través de profesionales del Derecho. Esta intervención del procurador cobra mayor relevancia en el proceso civil y se debe a que en éste rige el principio dispositivo, el cual significa que en el proceso civil el órgano judicial tienen una posición pasiva porque la iniciativa la toman los interesados, son ellos quienes acuden a la justicia para resolver sus incidencias. Teóricamente no habría inconveniente en que un solo profesional realizara las dos funciones: de procurador y de abogado. No obstante, lo normal es esa duplicidad de profesionales. La función del procurador es representar al litigante, lo que éste haga es como si lo hiciera el mismo litigante. El órgano judicial siempre ha de conocer quién es el procurador de cada parte, en cambio, con el abogado eso no ocurre, le da igual quien sea. La elección es libre tanto para el abogado como para el procurador. En la práctica ocurre que se elige al abogado y éste suele trabajar con un procurador concreto. De ahí que a los procuradores sus ingresos no les vengan por los clientes sino por los despachos de abogados. Esto no ocurre cuando el litigante tiene derecho a la asistencia jurídica gratuita, en este caso se le designa uno. La Ley de Enjuiciamiento Civil prevé que cualquier ciudadano puede designar con total libertad quién sea el procurador que lo represente. La designación se realizará de oficio cuando el interesado lo solicite o cuando, siendo preceptiva la designación, el interesado se niegue a llevarla a cabo. Si esta buscando representación legal, puede contactar con nuestro despacho de procuradores de [Sevilla].

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE